A una distancia de solo hora y media de Atenas, se encuentra Nemea, con su precioso espacio arqueológico y sus viñedos que se cultivan en la zona desde la antigüedad. Para los amantes del vino es un destino que no deben perderse por nada. El valle vinícola es conocido por el tipo Agiorgitiko, la más popular y divulgada variedad de uva negra griega. Los productores de vino de Nemea organizan visitas, visitas guiadas y degustaciones en sus bodegas, cosa que merece la pena conocer.