Frente al pueblo de Perdika, en Egina, se encuentra la isleta Moni. En menos de 10 minutos en barca se encontrará en playas de aguas profundas y cristalinas. La isla está llena de pinares, tiene muchos puntos para bañarse, pescar o hacer senderismo, y sus únicos habitantes son ciervos, cabras montesas, pavorreales y ardillas, que se acercan a usted para que las alimenten.