Atenas y Ática le ofrecen la oportunidad de vivir y disfrutar del mar con seguridad y fantasía. La mayoría de las playas son adecuadas para niños, con aguas no profundas y fácil acceso. Además, las organizadas disponen de socorristas y múltiples juegos. La visita a estas es un bello viaje a la despreocupación veraniega. Le esperan originales construcciones, multitud de actividades y deportes acuáticos, como bouncy castle, barcas en lago, pesca, esquí acuático, banana, flotador, beach volley y otros muchos.