Glyfada

Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada Glyfada
El barrio costero en el sur de Atenas seduce a la gente con su cuidada línea de playa y su constante humor veraniego, los lujosos establecimientos y las infinitas opciones para comprar y divertirse. Es una de las zonas más solventes económicamente hablando y más cosmopolitas de la capital. Separándola solo 14 km del centro de la ciudad regala infinitas dosis de «verano» durante todo el año, ofreciendo al visitante un escenario lleno de mar, arena, coches caros, centros comerciales y numerosas propuestas para comer y para la diversión nocturna. Glyfada está dividida por la Avenida Vouliagmenis en barrio de Arriba y de Abajo, mientras que algunas de las calles que llamarán su atención son Zisimopoulou, Metaxa, Kyprou, Lambraki, la famosa laodikis y, por supuesto, Poseidonos (conocida como «paraliaki» (costera), con sus glamorous beach clubs y las pistas de baile. Merece citarse que la zona antiguamente se llamaba Exoni, debido a la gran cantidad de «exoniki trigli» (una especie de salmonete) que había en sus mares, mientras que su actual nombre se lo debe a las aguas saladas de las fuentes de alrededor. El Antiguo Aeropuerto Internacional (1960) y la Base de Aviación Americana de Helliniko, constituyen las dos razones básicas de su desarrollo y evolución. Glyfada, además de los puertos deportivos a lo largo de la costa y las playas, acoge el excepcional campo de golf de la ciudad ( y el primero de los seis del país), constituyendo la base ideal para recorrer la ribera ateniense.
Mi crítica
Prefiera también
Vouliagmeni
La gran y escarpada franja playera de la cosmopolita Vouliagmeni se ve adornada con algunas de las más bellas y frecuentadas playas de Ática.
Faliro
El primer puerto de la antigua Atenas conserva su soberanía hasta la creación del puerto del Pireo por parte de Themistocles, mientras que a principios de 1900, el tranvía funciona desde 1830, se convierte en un lugar de veraneo con mansiones de ricos atenienses.
Pangrati
El antiguo barrio urbano con aroma popular de otras épocas había perdido su latido tras la muerte de Manos Hatzidakis en la década de los 90, que frecuentaba el «Magiko Avlo» de la plaza Proskopon.