Kolonaki, la zona aristocrática del centro, era, es y será la primera elección del bon viveur, así como también una viva fuente de cultura y diversión de calidad. Tradicionalmente se consideraba la zona de élite, aunque hoy en día eso no es así, ya que Kolonaki, sin perder su aura aristocrática, es una zona abierta a todos e ideal para todos los gustos, Históricamente tomó su nombre de las columnillas que habían colocado los turcos en la zona para adiestrar a los cristianos desobedientes. Alrededor de la plaza central y también en las calles centrales (Skoufa, Patriarhou Ioakeim, Anagnostopoulou, Tsakalof y Milioni que es peatonal) surgen cafeterías interesantes, bares y clubes para todos los gustos, restaurantes, boutiques refinadas y famosas casas de moda, galerías y museos que garantizan que lo va a pasar bien. Por esta zona tienen preferencia especialmente los políticos y artistas famosos. A cortísima distancia se encuentran el Licabetos y la plaza Syntagma.