Koukaki, «incrustado» entre dos museos, el Nuevo Museo de la Acrópolis y el Museo Nacional de Arte Moderno, combina el centro de Atenas con la atmósfera de barrio. A un suspiro de Syntagma, comienza bajo la Roca Sagrada, extendiéndose por Dionysiou Areopagitou y continúa con un carácter más urbano, con edificios altos, callejuelas y zonas peatonales, cuyos bares se han convertido en un fuerte polo de atracción. El Museo Nacional de Arte Moderno y las vías del tranvía son los límites naturales con Neos Kosmos, barrio con intensa historia unida a los refugiados y a la ocupación turca.