Los antiguos barrios aristocráticos de Kypseli y Patisia, vivieron en las décadas de los 50 y 60 una gloria indescriptible. Aquí se edificaron los más hermosos edificios de Atenas, joyas de la arquitectura, y algunos de ellos siguen existiendo. Daba estatus vivir en Kypseli y en Patisia. Hoy en día, sin embargo, son zonas superpobladas y dan la impresión de abandono, que se equilibra con la multiculturalidad de sus habitantes. Además la calle Fokionos Negri vuelve con mucha fuerza.