La mayor isla del Saronico se encuentra tan cerca del Pireo que, en realidad, es un barrio suyo. Salamina es muy verde con grandes extensiones de pinos y lugares de gran belleza natural. Tiene playas maravillosas, muy frecuentadas con bares sobre la arena pero también aisladas bahías para baños tranquilos. En Salamina se encuentran monumentos históricos importantes como la cueva de Eurípides, la Acrópolis Micénica de Ayax y también monasterios bizantinos. Termine su vuelta por la isla con una comida en una de las ouzeri de la ciudad con pescado fresco y marisco.