La histórica plaza Omonia y la zona en general, fueron diseñadas bajo el nuevo plan urbanístico de Atenas, y desde entonces han tenido una trayectoria muy escabrosa, con muchas y poco funcionales remodelaciones.
Edificios históricos siguen sobreviviendo junto con los modernos, dando así una imagen atractiva debido a lo paradójico de la cuestión, pero también muchas veces de mal gusto. El abandono y la falta de limpieza caracterizan toda la zona desde la plaza Omonia hasta el Ayuntamiento, edificio histórico que está rodeado de otros edificios históricos e interesantes por su arquitectura.