De los más antiguos y mayores puertos del Mediterráneo, lleva a sus espaldas interminables historias e impresionantes mitos. El puerto y el contacto con el mar han determinado al Pireo: la cosmopolita Kastella, los paseos por Piraiki y Freatida, las tabernas de pescado del Mikrolimano, las cafeterías del puerto de Zea, la legendaria y disfamada Troumba son solo unas pocas de sus caras. En el centro domina el magistral Teatro Municipal del Pireo, encontrando también allí el histórico cine Sineak y el famoso mercado de Pireo.