No hay rincón del planeta que no esté representado, desde el punto de vista gastronómico, en Atenas. El amor de los atenienses por la gastronomía y su estudio, han creado un mosaico maravilloso de sabores y aromas, impresionante tanto por su cantidad como por la excelente calidad que ofrece. Un particular puesto ocupan últimamente los sabores de Medio Oriente, con restaurantes caros y también con cantinas ambulantes, como las de extremo Oriente.