La mayoría de los campos de Atenas son públicos, o sea, abiertos para todos y de uso gratuito. Todos los barrios disponen de campos de fútbol y baloncesto. Algunos municipios tienen instalaciones deportivas organizadas en  las que se incluyen campos de tenis y volley, tanto abiertos como cubiertos. En algunos casos, antes de la utilización de las instalaciones, se exige concertación telefónica o la visita a un médico que certifique el buen estado físico.