Si la idea de ir de compras dando un paseo con sabor marino, en medio de edificios imponentes del S. XIX no le deja impasible, entonces debe dirigirse al Pireo. Con fácil acceso gracias al tren eléctrico, el Pireo tiene fama por su comercio que satisface todos los bolsillos y todas las necesidades. En las mismas calles se encuentran tiendas caras famosas y las más accesibles. Los centros comerciales de la zona ofrecen además muchas más opciones, ya que el bazar tradicional de los domingos en la plaza Hippodameia le impresionará con su variopinta mercancía y sus baratísimos precios.